Cafeína mitos y verdades

Dicen por ahí… que para descafeinar el Té basta con hacer una infusión de 30 segundos y desecharla,  pues así se extrae toda la Cafeína… Siento ser yo la que te lo diga pero este método no  funciona.

En este post te voy a explicar qué es la cafeína, como nos afecta a los humanos y sus propiedades , e intentaré romper con un par de mitos que están bastante arraigados en el mundo del Té y que, probablemente, hayan sido los culpables de alguna que otra noche en vela.

Cafeína y  Teína

Antes de empezar quiero que quede claro que, Cafeína y Teína son la misma sustancia. Lo que pasa es que esta sustancia fue descubierta, casi al mismo tiempo, por dos personas diferentes, en diferentes países y a partir de diferentes plantas.

En 1819 Runge descubrió la Cafeína en el Café y, en 1827 M. Oudry descubría la Teína en la Camelia Sinensis, el Té.

Más adelante, en 1838 Mulder y Jobst demostraron que se trataba de la misma molécula. No obstante, cuando se determinó que el nombre oficial de dicha sustancia sería Cafeína, ya había pasado cierto tiempo, y los dos nombres ya habían cobrado vida propia. De ahí la confusión.

Molécula de la cafeína

Qué es la cafeína?

La Cafeína es un alcaloide de color blanco y sabor amargo, que ciertas plantas generan para protegerse de insectos y plantas invasoras o,  para atraer a insectos y animales polinizadores.

¿De qué plantas procede?

A parte del Té y el Café, también la podemos encontrar en la Yerba Mate, en el Guaraná, el Cacao y la Nuez Cola…

¿Cómo afecta la cafeína a los seres humanos?

La cafeína, en el ser humano tiene un efecto estimulante del sistema nervioso central. Aumenta el estado de alerta y disminuye la sensación de cansancio. Actúa interfiriendo  en la recepción de la Adenosina, que es el neurotransmisor que le indica al cerebro que el cuerpo está cansado y necesita descansar. Así, la Cafeína interfiere en este mensaje que envía el cuerpo al cerebro, haciendo entender al cerebro todo lo contrario, que continúe la marcha como si nada, sin bajar el ritmo.

mi mesa de trabajo, el Matcha es mi principal fuente de cafeína

Por otro lado, la cafeína nos puede afectar de diferente manera si la tomamos de una taza de Café o de una de Té. La cafeína procedente del café nos ofrece un subidón de energía al poco rato de ingerirla, en cambio la del Té su efecto lo notaremos de forma más gradual y duradero gracias a las sustancias propias del Té que acompañan a la cafeína, como la L-Teanina, los taninos y las catequinas.

Propiedades

Como ya he dicho es un estimulante y ayuda a mantenernos despiertos y activos. En el Té la L-Teanina, que ya he nombrado arriba, interactúa con la cafeína fomentando la atención y la relajación, y como resultado de esta unión, nuestro cerebro genera ondas Alfa que fomentan la concentración, lo que hace que el Té sea un aliado perfecto para realizar tareas que requieran atención y precisión. Además, la Cafeína parece que tiene efectos protectores para ciertas enfermedades como el párkinson, la diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer.

Se recomienda un  consumo moderado

Su consumo debe ser moderado ya que a grandes cantidades la cafeína puede resultar tóxica. Las autoridades sanitarias recomiendan que el consumo diario de cafeína no supere los  400 mg y, en embarazadas, madres lactantes, personas con problemas hepáticos o con sensibilidad a esta sustancia, recomiendan como mucho 200 mg.  Pero no te alarmes, puedes estar tranquilo, pocas veces superamos esta cantidad . Una taza de café cargadita puede contener unos 150 mg de cafeína, así una persona normal sin una sensibilidad a la cafeína se puede tomar tranquilamente 2 tazas de café al día y, si eres un empedernido bebedor de té,como una servidora, puedes relajarte, ya que como mucho una taza puede contener unos 85 mg y algunos Tés no llegan a 20 o 30 mg.

Si se supera la cantidad diaria recomendada, o eres sensible a la cafeína, esta sustancia puede tener efectos  desagradables como nauseas, ansiedad, aceleración del ritmo cardíaco y respiración… Por otro lado hay personas que desarrollan tolerancia a la cafeína e incluso sienten la necesidad de tomar cada vez más porque ya  no notan el efecto. Por lo tanto lo mejor es moderación.

Desarrollamos tolerancia a la cafeína y necesitamos más para notar su efecto.

Desmontando mitos…

Hay muchos profesionales difundiendo por ahí que el Té se puede descafeinar en casa . Sinceramente lo considero una irresponsabilidad, porque hay personas que no toleran la cafeína o por prescripción médica no deben consumir esta sustancia. Para ellos, ninguno de los dos métodos caseros  que se difunden por ahí son recomendables, porque, como ahora verás, no son efectivos para descafeinar el Té.

Desechar una primera infusión de 30 segundos

El primer método que sugieren es hacer una pequeña infusión de 30 segundos y desecharla. Con este método, te aseguran que puedes extraer hasta un 80% la cafeína del Té. Esto es completamente falso,  ya que se ha comprobado que para extraer el 80% de la cafeína de las hebras de un Té se necesitan 6 minutos, esto está muy lejos de los 30 segundos! La esta primera infusión de 30 segundos apenas contiene Cafeína, no ha habido tiempo suficiente para extraerla. La Cafeína se diluye en el agua a la misma velocidad que ostros componentes del Té, luego mientras el Té tenga aroma, color y antioxidantes también tendrá cafeína.

preparando Té

Cuanta gente habrá pasado la noche en vela siguiendo este desafortunado consejo…

Infusión larga de 10 minutos

Por otro lado dicen que infusionar el Té durante 10 minutos hace que se extraigan todos los taninos y estos “neutralizan” la cafeína haciendo que el Té no sea tan estimulante. Esto tampoco es cierto, si no puedes tomar Cafeína o si eres sensible a esta sustancia, has de saber que haciendo una infusión de 10 minutos tomarás el 100% de la cafeína en la taza y un montón de taninos que, según que tipo de té se trate, te van a amargar el licor… Los taninos lo que realmente hacen es retrasar la absorción de la cafeína pero la tomas igual, y te hará efecto de una marera más gradual pero seguirás notando su efecto.

No te parece que es más sensato infusionar el Té como más rico te salga, y en el caso de que tengas que tomar menos cantidad de Té, al menos disfrutarlo como se merece…

Preparando un delicioso Pai Mu tan

Los Tés decafeinados

Si fuera tan fácil descafeinar un Té  como para poderlo hacer tu mismo en casa , no existirían los métodos complejos y costosos que usan los fabricantes para descafeinar el Té.

El té descafeinado es otra opción a la puedes recurrir en caso de que no toleres bien la cafeína, aunque siempre has de tener en cuenta que siempre queda algo de cafeína en las hebras del Té , que la hoja pierde algo de color y aroma , que se usas productos químicos y que el coste del producto final es más elevado… a mi personalmente no me convencen por eso no tengo Tés descafeinados en Entre Té

El Té descafeinado que puedes encontrar en algunas tiendas de Té pasa por alguno de estos 3 métodos: el Acetato de Etilio, Dióxido de Carbono o Cloruro de Metileno. Con estos sistemas se consigue descafeinar las hojas del Té hasta un 99’6%, y la hoja conserva gran parte de su sabor. Se elimina todo resto de sustancia química y queda la hebra limpia, pero ya no es lo mismo. Por esta razón en Entre Té si buscas Tés sin cafeína, te ofrezco toda una gama de tisanas e infusiones que no llevan cafeína.

Mi consejo

Si eres sensible a la cafeína y eres un fanático del Té has de ir con precaución, si consumes Té debes hacerlo de forma moderada y siempre escuchando tu cuerpo y observando su reacción. No tomes el Té con el estómago vacío siempre es aconsejable acompañarlo de un pequeño tentempié como fruta, frutos secos , un bocadillito… Los Blends son una buena opción para reducir la cafeína en tu taza, ya que  la proporción de Camelia Sinensis es menor al estar mezclada con otros ingredientes. Por ejemplo Té Moruno Marrakesh Nigths que contiene gran cantidad de hojas de menta.

En el caso de que toleres la cafeína o que el médico te haya restringido su consumo te recomiendo otro tipo de infusiones como rooibos, honeybush, mezclas de frutas y hierbas…  u otro tipo de plantas como manzanilla, poleo menta… pero siempre sin cafeína.

Espero haber ayudado un poquito a desmitificar el tema de la Cafeína en el Té y que puedas hacer un consumo más consciente y seguro.Si quieres saber un poquito más sobre la cafeína te recomiendo que leas el post que escribimos Javier cabeza y yo en la página de la Escuela de Té Shennong.

Por hoy ya me retiro con una buena tisanita de Manzanilla Anís y Regaliz para dormir bien y contrarrestar un poquito los efectos de la cafeína del Matcha y otros Tecitos, que han caído mientras escribía este post, que aun corre por mis venas.

Besitos y hasta la semana que viene!

Ana

¿Qué pasa con el Té negro?

Hola de nuevo!

Llevo ya tiempo observando a mis clientes y me he dado cuenta de que algo esta pasando con el Té Negro … lo hay de diferentes procedencias , ecológico y convencional, blends clásicos y originales para los más golosos… pero no acaba de cuajar…y, ante la duda, la mayoría se decanta por otra variedad de Té …

¿Qué pasa con el Té Negro?

Me llegan un montón de razonamientos en contra del Té negro que “tiene mucha cafeína” o que si “el Té blanco tiene más antioxidantes”, que “es muy fuerte de sabor y astringente”, “mancha los dientes”, “sube la tensión”… parece el peor de los Tés , pero no es así, y ahora lo veremos.

En este post desmitificaremos a la ovejita negra del Té e igual llegamos a cogerle un poquito más de cariño…

Todos los Tés provienen de la Camelia Sinensis

Camelia Sinensis

Tanto si hablamos de Té Blanco, Verde, Oolong, Pu Erh, Amarillo o Negro, estamos hablando de Camelia Sinensis. Así que, todos los Tés, en cualquiera de sus formatos, tendrán más o menos la misma composición. Digo más o menos porque sí que es cierto que la cantidad de componentes pueden variar de un Té a otro dependiendo de varios factores como:

  1. El tipo de planta, el suelo y el clima de donde se cultiva. Hay dos variedades de Camelia Sinensis aptas para el consumo del Té, la Sinensis Sinensis y la Sinensis Assámica. Pero estas dos variedades tienen miles de subvariedades y cada una con unas características diferentes. Si a esto le sumas las peculiaridades del terreno, el clima y el entorno, no es de extrañar que algo en su composición aspecto tamaño color… pueda cambiar.
  2. Cuándo y cómo se realiza la cosecha. Principalmente se cosecha en primavera, pero también hay cosechas en verano otoño e invierno, incluso hay plantaciones que se cosecha durante todo el año. Esto puede influir si la cosecha es hecha a mano, con tijeras o con cosechadoras.
  3. Parte de la planta utilizada (brotes, hojas jóvenes, hojas maduras…)
  4. El procesado. Según qué tipo de Té se quiera obtener, se procesará de una forma u otra… esto hace que ciertas sustancias químicas se activen, desactiven o se transformen en otras distintas.

Como veis, en los puntos 1, 2 y 3 ya se determinarán muchas características que va a tener un Té en concreto antes del procesado, es decir antes de que ese Té se defina según una variedad determinada. El procesado acabará de definirlo.

Con esto lo que pretendo es haceros entender que, a pesar de que los Tés se agrupen en 6 variedades, y que dentro de una misma variedad todos los Tés se caractericen por tener un proceso específico que les otorga unas características determinadas, cada Té independientemente de su variedad es distinto y tiene características que lo hacen único.

Volviendo al Té negro…  rompamos mitos

La cafeína

Todos los Tés contienen cafeína por que provienen de la Camelia Sinensis y esta sustancia es propia de esta planta. Luego tanto si es Negro como si es Blanco, Verde, Amarillo, Oolong o Pu er, el Té siempre tiene cafeína. La cantidad de cafeína en el Té, debido a los diferentes factores que he mencionado más arriba, puede variar de un Té a otro pero no es una sustancia que sea directamente proporcional con la variedad de Té.

Así, afirmar que «el Té negro tiene más cafeína el blanco o el verde» es incorrecto. Podemos encontrar Tés negros con un alto contenido en cafeína pero también los hay con menos cantidad, al igual que hay Tés blancos y verdes con niveles muy altos de cafeína que pueden superar a muchos Tés negros. Por ejemplor: Lapsang Souchong se hace con hojas más maduras, por lo tanto tienen poquita cafeína. El Té verde Matcha o un Té blanco con muchos brotes tipo Nepal Shangri-la pueden tener un alto contenido en cafeína.

Las 6 variedades de Té

La diferencia es que en el Té verde y en el Té blanco (aunque en este menos cantidad) hay una sustancia llamada L-teanina, esta sustancia contrarresta los efectos de la cafeína relajándote y potenciando la atención. Pero la cafeína sigue presente y haciendo su función. Lo que pasa con el Té verde y el blanco es que , debido a la -Teanina, el «subidón» de energía que te proporciona la cafeína, es más lento y se mantiene más tiempo potenciando la atención y la concentración. En el Té negro la L-Teanina no esta tan presente ya que, debido a la oxidación a la que se someten las hebras durante su procesado, se degrada y desaparece casi por completo. Así, el efecto de la cafeína en el Té negro es inmediato al igual que cuando te tomas un café, con la diferencia que una taza Té contiene menos cafeína que una taza de café.

Antioxidantes

El Té negro es una muy buena fuente de antioxidantes, en concreto de teorrubiginas, teoflavinas y taninos. Esta variedad de Té se obtiene a partir de la oxidación de las hojas de la Camelia Sinensis, debido a esta oxidación las catequinas, que son los antioxidantes presentes en el Té verde,  se convierten en teorrubiginas y teoblavinas dos antioxidantes también muy potentes relacionados con la mejora del sistema cardiovascular, que ayudan a bajar el nivel de colesterol malo, y a prevenir la diabetes tipo II, entre otras cosas…

Tensión arterial

Respecto a este tema se ha de ir con cuidado ya que, aunque hay estudios que dicen que el Té negro regula la tensión, si tienes problemas de tensión tanto alta como baja o si te estás medicando para regularla, siempre debes consultar a tu médico antes de beber cualquier tipo de bebida estimulante sea Té negro, blanco, café, mate…

Pero si estás bien y tu tensión esta dentro de los límites normales, el consumo de Té negro, verde blanco o la variedad que sea, es completamente seguro y no te afectará negativamente en este aspecto ya que, como he dicho anteriormente, hay estudios que confirman que el Té regula la tensión arterial.

Dientes sanos!

El Té negro aporta flúor a nuestra dentadura, fortaleciendo el esmalte y las encías. Evitando la formación de bacterias que provocan caries y mal aliento.

sonrisa

Aroma y sabor del Té negro

Es cierto que el Té negro comparándolo con el verde y el blanco nos ofrece una taza más intensa. Su licor tiene más cuerpo y es de color rojizo. Su aroma característico es muy frutal, con notas de fruta pasa y manzana, malteado con un punto especiado y notas de cacao o incluso tabaco. El sabor suele ser dulce pero tiene un punto astringente que, al igual que el bonito color rojizo de su licor, es debido a los taninos.

Esta descripción es a grandes rasgos porque cada Té en particular nos ofrece diferentes experiencias sensoriales… Si te gustan los tés más suaves te recomendaría que probases con los de Darjeeling , especialmente un Firts Flush, que son Tés muy delicados y muy finos en boca. Si quieres algo más contundente pues los Tés de Assam  o Ceylan (Sri Lanka) te ofrecen una infusión rotunda y con carácter, con su punto de astringencia. Y, si buscas algo más dulce con cuerpo pero menos astringencia te recomendaría los de China.

Solo de Té negro hay muchas variedades y todos son diferentes. Lo más divertido de todo es probar y descubrir nuevos sabores.

Como veis el Té negro no es malo! Lo que pasa es que a veces cuando a las grandes empresas les interesa promocionar nuevos productos hacen campañas de marketing  sin escrúpulos difundiendo información falsa o no contrastada, todo con un único fin: vender. Y si no pensad, cuantas veces habéis oído que el Té blanco no tiene cafeína?

Contraindicaciones del té negro

Ah! ¿Pero el té negro tenía contraindicaciones? Bueno, pues como todos los Tés, muy poquitas y no está de más tenerlas en cuenta. Pero, como veréis. la mayoría de personas pueden consumir Té negro o cualquier otro tipo de Té tranquilamente.

Sensibilidad a la cafeína

A la hora de consumir cualquier variedad de Té ya sea negro, verde, blanco, oolong, amarillo o pu erh, las personas sensibles a la cafeína deben ir con cuidado y no abusar ya que en estos casos se pueden producir estados de nerviosismo.

Hierro

Si eres vegano, vegetariano, o si consumes pocos productos de origen animal, has de saber el Té negro dificulta la absorción del hierro de origen vegetal. Así que, si tu fuente de hierro es mayoritariamente  vegetal, durante o después de las comidas no debes beber Té negro  ya que este impide que tu cuerpo absorba el hierro de origen vegetal. La solución es beber el Té negro separado de las comidas, entre horas, entonces no hay problema! Esto También puede pasar con otros tipos de Té, por lo que os recomiendo, que si solo consumís productos de origen vegetal o si tenéis anémia, no toméis Té en las comidas principales para aseguraros el máximo aporte de hierro. Si en vuestra dieta consumís tanto productos vegetales como de origen animal, no hay problema porque el hierro procedente de alimentos de origen animal lo absorbemos igual de bien con Té que sin Té.

Manchas en los dientes

Y por último, el Té negro mancha los dientes, al igual que el café y otros alimentos, tiñe y pueden aparecer manchas. Aunque por otro lado, tal y como hemos visto antes, te cuida la dentadura. Pero este pequeño inconveniente con llevar una correcta higiene dental se solventa. No necesitas más que los cepillados diarios para ir quitando esas pequeñas manchas que se puedan hacer.

té negro con hielo

Como véis tomar Té negro no es tan malo, todo lo contrario y está delicioso! Es un buen sustituto del café ya que tiene menos cafeína. Y puede ser un buen aliado llevar un estilo de vida más saludable e incluso para perder peso.  En invierno calentito te entona el cuerpo y te da energía, y en verano fresquito y mezclado con trocitos de fruta fresca esta delicioso, y  puede sustituir los refrescos industriales cargados de azúcar, gas y todo tipo productos químicos que no son nada buenos para nuestra salud.

Espero que a partir de ahora miréis con un poquito más de cariño al Té negro y os animéis a ir probando. Yo me voy a preparar el mío que, tanto escribir sobre Té negro, me han entrado ganitas de él.

Me podéis ir contando vuestras experiencias con el Té negro, cuales os gustan más, como os habéis sentido al tomarlos, cómo os los preparáis…  recetas molonas… en fin me encantará leer vuestras experiencias y prometo contestar a todos! Ah! Y si te tenéis alguna duda no dudéis en preguntarme.

Ahora sí, me despido que el agua ya esta apuntito! Hasta pronto y muchos Besitos!

Ana